Actualidad

Baja la inflación, pero crece la pobreza4 de cada 10 hogares comen menos y se endeudan para vivir

A member of a social organization eats stew at "El Lucero" soup kitchen in Belen de Escobar, Buenos Aires province, Argentina, on April 21, 2022. - Inflation in Argentina, which has been one of the highest rates in the world for years, will soar higher in 2022, considering that food prices already rose by 20% in the first quarter of the year. More than 4 million people depend on state subsidies to eat, and although the country has a well-oiled assistance network, the fight against high prices is tough. (Photo by JUAN MABROMATA / AFP)
El 11% de los hogares les sirvió menos alimentos a los niños en alguna comida. El 37% no pude pagar la luz y el gas, y menos la tarjeta de crédito. El 64% se endeudó o usó ahorros. A más de la mitad de la población argentina ya no le alcanza para sobrevivir.

Esta semana se conocerá el dato de inflación para el mes de mayo y, según consultoras privadas, se ubicaría entre el 4% y el 5%. No obstante, mientras el gobierno nacional asegura que “lo peor ya pasó” y se entusiasma con un dígito en el indicador oficial, las familias argentinas están cada vez más ajustadas y endeudadas: 4 de cada 10 hogares tienen menos comida en su mesa, dejan de pagar servicios básicos y se endeudan para sobrevivir. Así lo graficó una encuesta realizada por universidades de todo el país que puso el ojo en el impacto de las políticas económicas de los últimos meses en las condiciones de vida de la población.

Según los datos relevados, el 17% de hogares adultos dejó de hacer una comida al día, mientras que en el 11% del total se redujo la cantidad de alimentos servidos a las y los niños. Otro punto central es que el 64% hogares asalariados se endeudó y 20% no llegó a pagar los servicios públicos.

La situación se agrava en el caso de trabajadores no registrados y cuentapropistas: casi en el 70% de los hogares afirmaron que los ingresos son insuficientes para vivir. La caída del consumo, el uso de ahorros propios y el endeudamiento aparecen entre las estrategias para intentar hacer frente a la embestida inflacionaria y el sostenido deterioro de los ingresos. De acuerdo con el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, en el primer trimestre de este año la pobreza ya alcanzó al 55% de la población y la indigencia -no tener lo básico para comer- al 17%.

Hoy, en nuestro país, 4 de cada 10 hogares tienen menos comida en su mesa que hace apenas seis meses atrás, esas mismas familias se vieron obligadas a dejar de pagar servicios básicos, e intentan sobrevivir a costa de un mayor endeudamiento.

Todo esto, además, se agrava en el caso de hogares donde el principal sostén económico a un asalariado/a no registrado, allí la cifra escala a 6 o 7 de cada 10.

Estos datos muestran que la desaceleración de la inflación que celebra el gobierno nacional se sostuvo, en gran medida, por la recesión de la economía, el freno en el nivel de actividad y el magro desempeño del consumo de bienes y servicios básicos, es decir, a costa de la calidad de vida de la mayor parte de la población.

Todo esto es resultado de la Encuesta sobre Estructura Social y Políticas de Igualdad realizada entre abril y mayo por el Programa de Investigación Regional Comparada integrado por 140 Investigadores e investigadoras de 13 universidades nacionales que alertaron por las crecientes dificultades de las familias para poder cubrir las comidas diarias indispensables como consecuencia del “incremento en el precio de los alimentos del 78,5% acumulado entre diciembre y abril (IPC-INDEC) y de la política de suspensión de asistencia alimentaria directa por parte del Estado nacional, que afecta particularmente a los hogares de los barrios populares”.

Tags

Comentar

Click aquí para enviar un comentario

Escuchá Online Profesional 89.9 Salta
Recuperando la ciudad
Saeta

Seguí a Profesional 89.9

Encuesta

¿Que expectativas te generan las medidas propuestas por Javier Milei?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...
Telecom
Express Corp